8 de agosto de 2015

El corazón pide placer primero



El corazón pide placer primero,
luego, excusa el dolor,
luego, esas pequeñeces que matan el dolor,
luego, irse a dormir
y luego, 
si tiene que ser el deseo de su inquisidor,
el privilegio de morir.

Emily Dickinson 







Si te gusta Emily Dickinson, puedes leer